Hace muchos años, las personas solían medir el tiempo con relojes solares, lo que se medía era el tiempo solar aparente, que es el movimiento aparente del Sol sobre el horizonte. El tiempo se medía a partir del mediodía, pero la longitud del día variaba a lo largo del año debido a la forma de la órbita terrestre (que es elíptica) y la inclinación de su eje.

Quirico Filopanti fue probablemente la primera persona en diseñar y proponer la idea de un sistema basado en 24 áreas longitudinales con una hora propia.

Más tarde, Sir Sandford Fleming, un eminente ingeniero escocés, propuso en la década de 1870 la existencia de un reloj de 24 horas para todo el mundo, idea que permeó en la sociedad cada vez más envuelta en el desarrollo tecnológico y científico. Por ello Sir Sandford Fleming es reconocido como el inventor de la hora estándar, basado en un meridiano como punto de partida.

La aparición de los relojes mecánicos significó un agradable adelanto tecnológico, el problema era que la hora en las diversas partes del mundo era diferente. Sin embargo fue un asunto serio para las ciudades industriales, debido a que era común tener su propio meridiano base para medir el tiempo, afectando así los medios de comunicación y las llegadas como salidas de los ferrocarriles.

Fue así como en 1884, los representantes de varios países se reunieron en la ciudad de Washington, D.C. para celebrar la Conferencia Internacional del Meridiano, con el objetivo de determinar un meridiano a partir del cual comenzara a medirse el tiempo en todos los países. Como resultado, se estableció el meridiano de Greenwich, una línea de longitud o meridiano, como longitud cero y meridiano estándar para determinar el tiempo.

Un huso horario es cada una de las 24 áreas en que se divide el globo terrestre. Se cuentan a partir del Meridiano de Greenwich y, dado que la Tierra se mueve 15° de longitud cada hora, entre las zonas horarias existe 15° de separación. Si multiplicas 15 por 24, el resultado es 360, el número de grados de una vuelta alrededor del eje terrestre, es decir, 1 día completo.

El movimiento de rotación terrestre impide que todo el planeta experimente las mismas condiciones de luz. Con base en esto, a partir del meridiano de Greenwich las zonas horarias tienen 1 hora más o 1 hora menos entre cada una. Si en la zona de dicho meridiano son las 12 de la noche, en la siguiente zona horaria a la derecha (en el hemisferio este) es la 1 de la madrugada, en el siguiente las 2 y así sucesivamente. En contraste, en la zona horaria anterior a la del meridiano de Greenwich (en el hemisferio oeste) son las 11 de la noche.

Actualmente, este sistema es aplicado en la mayor parte del mundo. Como curiosidad, Rusia es el único país que tiene 9 husos horarios, debido a la extensión de su territorio.


GeoEnciclopedia. (2017). Husos Horarios. 13 de Diciembre del 2019, de GeoEnciclopedia Sitio web: https://www.geoenciclopedia.com/husos-horarios/

 Presentan: López Hernández Ana Paula, Vera Arriaga Sarahi